Dona Médula

WP_COLABORA_DONA MEDULA

Las células madre de la sangre, también denominadas progenitores hematopoyéticos, son unas células pluripotentes que tras su maduración dan lugar a todos los componentes sanguíneos de la sangre, una alteración en cualquier estadio de este proceso de transformación da lugar a diferentes enfermedades hematológicas para las que el trasplante de médula ósea, tejido indispensable para la vida, es en muchas ocasiones la única opción terapéutica. El trasplante de médula ósea es un tratamiento para curar determinadas enfermedades oncológicas,  congénitas,  y de otro tipo, que es frecuente realizar a pacientes con cáncer, habitualmente cáncer de elementos de la sangre

Es frecuente que a los pacientes se les trate el cáncer con medicamentos que destruyen las células cancerosas pero que, al mismo tiempo, lesionan células sanas e imprescindibles para vivir. Estas células sanas destruidas por los medicamentos anticancerosos (quimioterapia) son fundamentalmente las células de la médula ósea, por lo que antes de iniciar el tratamiento anticanceroso se le extrae al paciente su médula y, después de recibir la medicación anticancerosa, cuando ya paso su efecto, se le transfunde la médula ósea, que fuera previamente extraída, es el llamado “autotrasplante”, es decir, el paciente puede ser trasplantado con sus propias células madre tras un adecuado tratamiento.

En muchos casos esta opción no es posible, y es estos caso será necesario realizar un trasplante con médula sana procedente de un donante. Aproximadamente, el 70% de los pacientes que necesitan un trasplante no tienen un donante familiar compatible, y en estos casos se inicia la búsqueda de un donante voluntario no emparentado, con un alto grado de compatibilidad para que el trasplante sea un éxito. Por otro lado, puesto que las células madre de la sangre también se encuentran en la sangre del cordón umbilical, el trasplante de sangre de cordón umbilical (SCU) es una opción terapéutica con una trascendencia cada vez mayor.

En España la búsqueda de donante se inicia a través del REDMO (Registro Español de Donante de Médula Ósea) en el ámbito nacional en primer lugar, y en caso de que no se encuentre un donante compatible, en el ámbito internacional, ya que la donación y el trasplante de médula se rigen por un principio de solidaridad internacional.

Para inscribirse como donante de médula ósea es necesario firmar un consentimiento informado y realizar una extracción de sangre para poder determinar la tipificación HLA. Estos datos serán introducidos en la base de datos REDMO, manteniendo la identidad protegida por la Ley Orgánica 15/1999 y a su vez incorporados a la Red Mundial de Donantes Voluntarios.

Cualquier persona con edad comprendida entre 18 y 55 años que no tenga ninguna enfermedad grave o transmisible puede ser donante. Según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a fecha de 1 de enero de 2015 nuestro país cuenta con 169.955 donantes de médula ósea.

Hacerse donante de médula es un gran paso, pues supone estar disponible para someterse a un procedimiento de extracción de médula que puede salvar la vida de un paciente en cualquier lugar del mundo, y no impide que seamos donantes para nuestros familiares si en el futuro fuera necesario.

El altruismo y la generosidad humana son los valores en los que se basan tanto la donación de Médula Ósea como de Sangre de Cordón Umbilical. Gracias a ambas, es posible la curación de muchas personas afectadas de graves enfermedades.

Para más información visita la páginas:

WP_LOGO_FUNDACION JOSEP CARRERAS

WP_LOGO_GALICIA MEDULAOSEA

WP_LOGO_CENTRO TRANSFUSION GALICIA

Centro de Transfusión de Galicia: Avda. Monte da Condesa, Santiago de Compostela.

Telf: 900.100.828

 


Visítanos también en Facebook